sábado, 27 de septiembre de 2008

Para entender ciertas obras, hay que tener conocimientos de otras mucho anteriores


Tríptico: El jardín de las Delicias, El Bosco. Óleo sobre tabla.

Dicen que es muy importante no perder la esencia de las cosas, y hace mucho que en este blog no se habla de arte, hecho que no quiero ni pienso consentir. Así que aquí está una de las obras más extraordinarias y fantásticas (al tiempo que misteriosa) de toda la historia del arte. Estoy segura de que no hay espectador a quien deje indiferente y, sin embargo, casi nada sabemos de ella a través de la documentación de su época. La obra tiene explicaciones contradictorias, imaginativas y disparatadas, pero yo os dejo con la conclusión que se explica en la guía del Prado, pinacoteca en la que se encuentra "El jardín de las Delicias":

"Si el tríptico está cerrado, se contempla una visión del Universo creado por Dios. Estamos ante el tercer día, y es entonces cuando surge el paraíso terrenal. Pero, terminada la creación, en el ala izquierda, se ve el paraíso con su definitivo final: Adán y Eva (...) También se adivina al diablo en la roca antropomórfica sobre la que se asienta el árbol del pecado, a la derecha. Es algo tan sorprendente que DALÍ se inpiró en ella para hacer el Gran Masturbador.

La tabla central describe al hombre que descubre todos los placeres, en especial los carnales, y que se deja atrapar gozoso por ellos. Se despliega un mundo de fantasía humana, animal, vegetal y aún inanimada, poblado de grupos desnudos en situaciones que no permiten la ambigüedad, arquitecturas fantásticas, frutos carnosos y suculentos que alcanzan dimensiones superiores a la altura de los hombres".

Fuente del párrafo entrecomillado: guía de sala EL BOSCO y la pintura flamenca del S.XV, Joaquín Yarza Luaces

4 comentarios:

goooooood girl dijo...

i like......

OvV dijo...

estheeeeeer!!!! lléavem de museooooooooosss!!!!

PD: no sabí que también britney spears te posteaba...

petons!

Esther* dijo...

jajajajajaja, yo tampoco Oscar, yo tampoco...

Rafa Suárez dijo...

estherita, estherita mágica... muuuuu! este es uno de mis cuadros favoritos!! y un apuntillo: es una pena que nunca podamos ver el tríptico cerrado porque el cuadro que hay en sus puertas es alucinante, el Bosco imaginando la creación del mundo, lleno de grises y plomizos colores... el jardín más que una parada obligatoria en el prado es un motivo para ir a madrid!!!