domingo, 13 de abril de 2008

El sueño de la razón produce monstruos

Por suerte, al igual que yo, la razón también padece en ocasiones de insomnio. Nos mantiene en vela durante la noche, impidiendo que los viejos mitos, las leyendas, los cuentos para no dormir, se difuminen y terminen por desaparecer.

Sin embargo, cuando la razón duerme, los miedos se despiertan, los temores primitivos nos poseen y las pesadillas de seres imposibles nos invaden sin tregua. Cada uno de nosotros tenemos nuestros propios monstruos, nuestros fantasmas con los que debemos de aprender a vivir y que han marcado nuestro caràcter hasta llevarnos a ser quienes somos. Cada una de las mentes humanas está turbada mientras su dueño duerme, sin que seamos conscientes de ello. Y creo que es solamente en ese momento en el que aprendemos a desprendernos de los esquemas mentales que rigen nuestra vida.

Pues bien, este grabado de Goya representa la evasión que proporciona el sueño. Da acceso a un mundo onírico en el cual toda clase de seres son posibles (hasta los más grotescos), dando una gran libertad creativa al artista. El pintor cae rendido sobre su mesa de trabajo, rodeándole una serie de animales, sus propios monstruos y fantasmas. Con esta imagen querría indicarnos cómo la razón libera sus fantasmas durante el sueño, a través del subconsciente (por lo que se supone un anticipo del Surrealismo)

El grabado “El sueño de la razón produce monstruos” pertenece e inaugura(aunque finalmente tendrá el número 43) la serie “Los Caprichos” del pintor Francisco de Goya. Fue realizado en 1799.

8 comentarios:

OvV dijo...

como me gusta aprender arte con la profesora H...
a mi me da miedo mi propio subconsciente, de las cosillas que llega a guardar...
petons bonica!

Enar dijo...

Me ha sobrecogido tu entrada de hoy... ya sabes como me llegan a mí estas cosas, y participar contigo de las mismas frikadas así nada más levantarme me hace estar un poquito más cerca de lo sublime...sobre todo hoy que he soñado que amanecía mientras aún había una luna enorme en el cielo...y qué sorpresa me deparará el subconsciente para esta misma noche?****

Pau? dijo...

hace tanto que no recuerdo mis sueños... mis monstruos son tan cabrones que me persiguen hasta despierto!
hay remedio, doctora!?

Esther* dijo...

Ojalá supiera que te deparará el subconsciente para esta noche, pero no puedo saberlo Enar. No se si esta noche nuestra razón sufrirá insomnio o no, pero sino lo sufre, por lo menos que nos depare sueños entrañables, que tu y yo somos de las que nos gusta soñar y recordarlos.

Muuuak*

NOEL dijo...

Un anticipo del Surrealismo.
También podría aludir al deseo del artista por desenmascarar todos los monstruos de la sociedad a través de sus estampas, destacando así el poder de la razón sobre las tinieblas de la ignorancia.

La fantasía, abandonada de la razón, produce monstruos imposibles; unida con ella es madre de las artes.

Esther* dijo...

Eso es una gran verdad Noel. Existe una hipótesis que dice que Goya quería plasmar todas las miserias de la sociedad en sus obras.
El año pasado vi una exposición que me abrió mucho los ojos. Ponían grabados de Los desastres de la guerra de Goya(son aproximadamente de 1810)junto a fotografías de hechos reales de cosas que estamos viviendo en la actualidad(fotos del 11M, de Iraq...)Salías impresionada y asustada del gran parecido que había entre los grabados y las fotos. Increíble, en serio.

Muuuak*

Rafa Suárez dijo...

El sueño de la razón produce monstruos... ¡¡uno de mis favoritos!! A veces me gusta pensar que Goya intuía algo más y que en este grabado hacía una alegoría de la Ilustración, ese sueño de la razón que produjo los mosntruos que, por ejemplo, describió Kafka: burocratización, sistemas cerrados, institucionalización... y tantas otras prisiones modernas que estaban en la cara oculta de la Ilustración y que afectan hoy a nuestra vida.

Esther* dijo...

Pero que bien verte por aquí Rafa, no te haces una idea de lo que me alegra.
Ilustración, Kafka, institucionalización...comentarios como este dan gusto! Estoy muy muy contenta de leeros opinar sobre el contenido que "pongo sobre la mesa", de verdad.
Coincido contigo en que Goya tenía una intuición que iba más allá. También es uno de mis favoritos! Este grabado es increíble, aunque he de reconocer que las pinturas negras son mi debilidad...

Muuuuak*