jueves, 15 de enero de 2009

La espera más fea


Y ahora queda esperar. Esperar a que el tiempo lo consuma todo, sabiendo que no podemos hacer nada para remediarlo. Como un cigarro en el que cada calada es más amarga pero es imposible apagarlo. Lo peor es que se quemarán los labios y que dolerá, dolerá tanto que es imposible imaginarlo sin que un miedo recorra el cuerpo. Exactamente el mismo miedo que atrapa por la noche, que desvela día tras día. Y es que hay lecciones aprendidas desde hace mucho, pero que parece que hay quien está predestinado a no olvidar:

"La existencia es esfuerzo,
es deseo,
es, a veces, DOLOR"

6 comentarios:

OvV dijo...

ostia niña...creo que ésto lo podría haber escrito yo perfectamente...
"cada calada es más amarga...",
y cada entrada más ecléZtica...

Esther* dijo...

jejeje chato parece que estamos conectados en algo más que el la música ;)muuuuak*

Tomás dijo...

Between grief and nothing, I will take grief.

Esther* dijo...

I will take grief too

MBI dijo...

Consumiendo en cada calada...el vicio asesino de vivir, ¿no?.

Esther* dijo...

"el vicio asesino de vivir", es una buena reflexión la que dejas en tu primera visita a utopía surrealista. eres muy bienvenida :)