miércoles, 14 de mayo de 2008

As time goes by


Siguiendo con ese camino hacia la virtud del que hablaba en la entrada anterior, hoy dejo disfrutar con este video de Casablanca, acompañado de la inmortal "As Time Goes By" interpretada por el grandísimo Frank Sinatra. Un auténtico clásico.

Elegir entre "el amor y la virtud", entre luchar por la persona a la que quieres o dejarla marchar sin más...hay historias de amor que pasan en tiempos de guerra, y como hizo Rick, en ocasiones lo correcto es alejarse de la persona a la que has querido.

You must remember this,
A kiss is just a kiss,
A sigh is just a sigh,
The fundamental things apply
As time goes by.
And when two lovers woo,
They still say «I love you».
On that you can rely,
No matter what future bríngs
As time goes by.


As Time Goes By, Frank Sinatra

"Hay valores por los que merece la pena hacer sacrificios", Howard Koch, guionista de Casablanca.

9 comentarios:

salvajuan fernandez dijo...

Difícil elección esa.

OvV dijo...

niña...tendrás que poner pañuelos de papel a la entrada de tu blog...
que buena la canción y qué decir de la película! mi escena preferida es la de la gente cantando 'la maresellesa' en el rick's...
estas tu últimament dando en el clavo con tus posts...
besos...

PD: grácias por tu comentario...des de hoy "majita" se escribe con H...

Andreä dijo...

ay de esos momentos con el sinatra sonando en la oficina, hasta parece que todo se hace más ligero eh
:)

hasta mañana hache,
un beso grände

Tomás dijo...

Tratas unos temas para un convaleciente... corazones desconfiados que ya no se pueden reencontrar, palabras que una vez dichas ya no dejamos de repetirnos.

Hay gente que vive en una especie de memoria del corazón, lo suficientemente poderosa para que nos duela la idea de separarnos, pero no tanto como para encontrar la felicidad en el hecho de estar juntos.

No recuerdo quién dijo que al lugar donde fuiste feliz no deberías tratar de volver.

Tomàs

Esther* dijo...

Andreee,

Disfrutar de la voz de Sinatra en la oficina es uno de esos pequeños placeres que deberían ser obligatorios dentro de la rutina diaria.

Muuuak***Guapääää!

Esther* dijo...

Salvajuan,

Sí que es una dificil elección sí, y también bastante triste. Esperemos tomar las decisiones adecuadas...

Un saludo y encantada de leerte otra vez, te estás haciendo de la familia!

Esther* dijo...

Ooo Tomás,

Ya no puedo imaginar una entrada a mi blog sin un comentario tuyo. Eso me pone taaan contenta! Aunque tienes razón en que estas líneas no son aptas para corazones convalecientes.

Tampoco me acuerdo de quien escribió "al lugar donde fuiste feliz no deberías tratar de volver", pero ya lo había escuchado. Intentaré tenerlo más en cuenta a partir de ahora. Es más añado: al lugar en el que te obsesionaste por ser feliz y no lo conseguiste, no vuelvas!

También tomo nota de lo de vivir en una especie de memoria del corazón. Pienso que estar encerrado en esta memoria puede que nos ciegue y no valoremos a personas que tenemos cerca, sino que nos lleva a vivir del recuerdo de otras que no se como lo hacen para pellizcar el corazón pase el tiempo que pase.

En fin...la próxima entrada será más animada, lo prometo!

Muuuuak*

Gonzalo Marchena dijo...

Ojazos por fin he sacado unos minutos de relax para pasar tranquilamente por "utopía".Me encuentro con tu reflexión...que me traslada a otro momento,..que agradezco, que disfruto...el amor incondicional existe no sólo en grandes guiones.

(El tema que apunta Tomás es "Peces de ciudad" de Joaquín Sabina )

Esther* dijo...

Ayyyy! Gonzalo,

Muchas gracias. Entre las palabras de ayer y hoy leer ésto se me ponen los pelos de punta.

El amor incondicional existe no sólo en grandes guiones, desde luego que no, y la amistad incondicional también existe más allá de una pantalla de cine.

Muuuuak*
hachecita*