miércoles, 22 de septiembre de 2010

Va de paletos separados*


Si para una miope incapaz de vivir sin sus lentillas era incompensible que por moda se llevaran gafas sin graduar, no te quiero ni contar que parece que es definitivo que separarse los dientes está de moda.
Resulta que el aparato dental ha invertido su función, y lo que antes se ponía para corregir un defecto ahora es para crear personalidad y tendencia. Igualmente no es nada nuevo, hace ya un par de años que los blog y programas de moda hablan sobre este fenómeno...véase David Delfín y su maravillosa ortodoncia que le ha dejado los paletos más separados casi que a la mismísima Madonna, y de los que estos días presume en la pasarela Cibeles como un niño con zapatos nuevos.
Puestos a hablar de personalidad entrañable por sus diastemas, prefiero quedarme con mis favoritas a quienes recurro desde siempre en esos pequeños momentos de complejo: Brigitte Bardot y Vanessa Paradis, a las que ahora se les suma a la lista Georgina Jagger.
En fin, que no se si algún día me operaré los ojos y diré adios a mis adoradas lentillas o si me dará por ponerme un aparato y presumir de "sonrisa profident", lo que tengo claro es que las pequeñas inperfecciones seguirán gustándome siempre y quien sabe, quizá por ahí hay escondido un Johnny Depp para mí :D

2 comentarios:

La niña del mar/l dijo...

A mí me gusta tu sonrisa, así que no se te ocurra tocártela nunca!!!
Y qué vivan las imperfecciones porque no nos queda más remedio que vivir con ellas.

Y siempre que suena aquello de "tengo el tiempo entre los dientes para ti" en la Imprenta nos acordamos de ti.
Muak guapi!

Jesús Cobos Abengoza dijo...

Cuando he leído el título en lo primero que he pensado ha sido en gente mu' de pueblo con problemas de pareja