miércoles, 28 de julio de 2010

Good times for a change*

Días muy raros este verano.
De resfriados, de reencuentros, de perderse a sí misma, de querer mucho más aquien está cerca y de sentir más lejos a quien está lejos, de alegrarte de saber que está bien a quien no ves ni hablas nunca, de nuevo habitante en la familia en forma de cachorro, de detectar sensibilidad a través de una mirada, de echar cada vez más de menos a quien ya no está, de tener ganas de paz con el mundo y conmigo misma.
Días de escuchar mucho, muchísimo a The Smiths

2 comentarios:

La niña del mar/l dijo...

Seguro que son unas vacaciones preciosas llenas de emociones más bonitas y más feas. Disfruta de la música, de la tranquilidad y de la reflexión!
besitos bonita;)

Esther* dijo...

y finalmente así fue, con sus más y sus menos, pero que pena que se terminen :)