jueves, 8 de abril de 2010

La chica de la portada*

"Cada pequeña cosa que él decía era bisecado, diseccionado y visto como un mensaje misterioso de los dioses. Era difícil. No quería ese tipo de luz brillando sobre mi porque no importaba qué dijera o hiciera, cualquier cosa podía provocar ese tipo de reverencia y lo hallé muy incómodo"

Suze Rotolo sobre Bob Dylan...

Hace algunos años me leí la biografía de Dylan y aunque no lo esperaba generé una simpatía muy especial hacia el personaje de Suze. Ahora que no paro de leer en todas las revistas, magazines y suplementos culturales que él viene de gira, me ha dado por recordar a esta mujer.

Ella, que no se conformó con ser amante ni musa, ni con ser "la chica de la portada" fue el primer gran amor de Dylan. No fue la fan número uno ni la groupie de primera fila "Me niego a ser la séptima cuerda de su guitarra". Siempre luchó por ser ella misma, nunca se conformó con ser la sombra de nadie, y es esa lucha por ser quien una es lo que siempre me ha fascinado, el negarse a ser un apéndice, a depender de nadie.

A veces es tan complicado mantener la esencia...nos perdemos, nos dispersamos. Entregamos horas y horas de nuestra vida a un trabajo que no lo merece, rodeados de las mismas caras entre las mismas paredes, las mismas rutinas. Sueldos base con superiores incompetentes de los que es imposible aprender nada. Casas pequeñas con alquileres infinitos que dejan poco margen para el ocio personal si se quiere llegar a fin de mes. Malos humores, estrés diario, sentimiento de frustración continua, como el artista que no es capaz de crear una obra de la que se sienta realmente orgulloso.

Parece que nunca hay el oxígeno suficiente para mantener el propio aroma, sin elementos contaminantes que conviertan más que en complicado, en misión imposible ser una misma. En fin, menos mal que como en aquella canción, siempre me quedará ser la chica triste que te hacía reir...

3 comentarios:

La niña del mar/l dijo...

Me ha gustado Esther, es posible que todos huyamos de ser la chica de la portada y sin embargo, terminemos siéndolo sin remedio..

Anna Defez dijo...

Amén!

(nunca serás sólo la chica de la portada querida. Alguien que expresa en voz alta "enough" no se queda sólo con el grito. Incoformemonos sin sobrevalorarlo demasiado)

Esther* dijo...

majitas y guapitas :)